Por la ventana del auto


Por la ventana del auto
Verónica Segura

Quisiera ser como esos perros
que asoman la cabeza por la ventana del auto
y sortean el viento con sus párpados
batalla alegre,  intermitente y veloz

Quisiera una lengua acartonada que sonríe papalote
con el aspavientos de la ruta vacía
y descender con mi hocico paracaídas
a una siesta arrullada por el motor

Quisiera, una vez alcanzado el destino,
ladrar una pirueta,
morder mi propia correa
y sacarme a pasear a mi mismo

Ah, sí señor...
como esos perros

quisiera ser yo